Tratamiento de marcas, arrugas y manchas con peeling químico.

El ácido glicólico es un alfa hidroxiácido (derivado de la caña de azúcar). El ácido glicólico sobre las arrugas e hiperpigmentaciones tiene acción queratolitica , estimulante del fibroblasto y efecto antioxidante y antiinflamatorio. Adelgaza el estrato corneo ,produce epidermólisis y dispersa la capa basal de melanina. Es necesario la repetición de los peelings para alcanzar los resultados deseados.

Efectos en fotodaño profundo: la profundidad de la arruga se alisa, la textura de la piel es más suave, aclara el tono de la piel. También está indicado en pieles con fotodaño superficial, ejemplo lentiginosis y arrugas finas.

Cicatrices de acné: es eficaz cuando no existe la etapa inflamatoria. Pieles pigmentadas: Usando ácido glicolico al 50% se logra mejoría significativa, sin riesgos de hiperpigmentación o fotosensibilidad posterior al peeling.

En melasma causado por una acción combinada de sensibilidad al estrógeno y exposición solar, el peeling con glicólico blanquea las lesiones pigmentadas.

En acné el ácido glicólico penetra profundamente por los poros del comedón causando exfoliación a la retención de hiperqueratosis. Clínicamente el proceso exfoliativo se puede evidenciar por un blanqueamiento grisáceo, que se centra alrededor de las lesiones de acné y comedones inmediatamente después del peeling. Asi mismo el glicólico al 50% en cara con acné leve es la mejor indicación y requiere como tiempo de peeling de 1 a 3 minutos.

Las arrugas finas, daños actínicos son los más beneficiados con peelings superficiales. Las biopsias demuestran en ambos una reducción de la melanosis de la epidermis con disminución de melanocitos en la unión dermoepidermica. La aplicación del ácido glicólico es de una vez por semana o cada 2 semanas, suave y sostenida.

La preparación de la piel es importantísima para lograr un resultado satisfactorio. Esta preparación de la piel determinará la profundidad y control del peeling. Limpiaremos la piel con alcohol u acetona para evitar la neutralización del ácido por la grasa de la piel . A diferencia de otros peelings químicos, el ácido glicólico, es tiempo dependiente.

No debe excederse la aplicación . El tiempo debe ser tomado desde el primer contacto del ácido sobre la piel hasta que es limpiada. El tiempo de aplicación puede prolongarse si lo permiten condiciones tales como buena tolerancia del paciente y patología que necesite una profundidad mayor.

Solicita un diagnóstico médico

Formulario *